Manolo Lucena: de Tercera a Primera División

El caso de Manolo Lucena es muy poco habitual en el fútbol actual. De hecho, no se conocen precedentes sobre una historia parecida, de un jugador que haya militado en un mismo club en cuatro categorías deportivas diferentes.

El considerado por la afición rojiblanca ‘eterno capitán’ del Granada CF, y apodado como ‘Profeta’ -por haber triunfado en su tierra- nació en la capital de La Alhambra, donde desarrolló la mayor parte de su carrera deportiva. Pero lo más llamativo de su trayectoria es que, en nueve temporadas en la entidad nazarí, jugó en Tercera, Segunda B, Segunda A y, finalmente, en Primera División.

Con una fidelidad a unos colores digna de elogio, Lucena -un futbolista de contención capaz de jugar tanto como pivote en el medio campo como central en la defensa- inició su carrera deportiva en clubs de Granada hasta que fichó por el primer equipo de la ciudad en 2002, para actuar en Tercera División. Tras dos campañas marcadas por los problemas económicos y burocráticos del club, el Sporting de Gijón se fijó en él y lo firmó. Pero en 2006 regresó a la disciplina granadinista para ser uno de los protagonistas del equipo en el ascenso a Segunda B. Ya en la categoría de bronce del fútbol español fue nombrado capitán, en virtud no solo de sus méritos deportivos sino también como figura ejemplar en el vestuario.

En 2010, vivió uno de sus momentos más felices, con el ascenso del Granada a Segunda A y, un año más tarde, el éxtasis con un nuevo salto de categoría, esta vez en Primera División, convirtiéndose en el único futbolista de la historia del club en haber jugado en cuatro categorías distintas con el primer equipo. Debutó en la mejor denominada mejor Liga del mundo en 2011. En total, jugó 288 partidos oficiales con la camiseta del Granada CF.

Tras un breve paso por el Mirandés, el futbolista granadino se retiró en 2014 para entrar a formar parte del organigrama del club granadinista, con la creación de unas escuelas deportivas y, posteriormente, como delegado del primer equipo.

 

Manolo Lucena ha sido un futbolista honesto, entregado a unos colores y muy querido por una afición que ha resaltado tanto su calidad deportiva como humana. Ahora transmite esos valores a los más pequeños, para los que se ha convertido en un ejemplo a seguir.

By | 2017-09-26T17:00:46+00:00 septiembre 20th, 2017|Categories: Grandes deportistas|0 Comments