5 alimentos que no pueden faltar en una dieta equilibrada para un niño

Tener una dieta variada y equilibrada es esencial para los niños y niñas. La base para ser un buen deportista comienza por lo que comemos, ya que si no tenemos la suficiente energía, ¿cómo podemos jugar un partido completo? El gasto calórico que conlleva la actividad física tiene que ser repuesto a diario.

Desde pequeños conocemos la pirámide alimenticia, un modelo de dieta basado en las necesidades nutricionales de nuestro organismo. En la Copa COVAP estamos concienciados con la vida sana de los niños y niñas y todo lo que ello conlleva. Por eso, hoy queremos compartir contigo los cinco alimentos que no pueden faltar en tu menú diario para que estés siempre con las pilas cargadas. ¡Toma nota!

 -Agua: esta bebida se encuentra en la base de la pirámide. El cuerpo humano está compuesto en su mayor parte por agua, un líquido que nos ayuda a mantener la hidratación en todo momento. Los expertos recomiendan beber al menos un litro al día, así que si tienes sed ¡escucha a tu cuerpo y tómate un vaso!

-Pan: el pan, y más si es integral, posee una gran cantidad de hidratos de carbono. Lo mismo sucede con la pasta, el arroz o las patatas. Todos estos alimentos son ricos en macronutrientes que se liberan lentamente durante el ejercicio y nos mantienen con la vitalidad necesaria a cada instante.

-Plátano: ¿Sabías que hay que comer cinco piezas de fruta al día? La ventaja de las frutas, además de su rico sabor, es que tienen un alto contenido en vitaminas que los deportistas requieren. En concreto, el plátano es una de las primeras frutas que ingerimos en edades tempranas, y contiene potasio y minerales muy importantes para evitar los calambres musculares.

Los lácteos nos aportan calcio, que fortalece nuestros huesos y favorece el crecimiento.

-Zanahoria: es una de las verduras preferidas por todos los miembros de la familia. La zanahoria puede ser un excelente aperitivo para comer entre horas de forma saludable. Si no te gusta, ¡no pasa nada! Puedes cambiarla por tomates, judías verdes o cualquier vegetal de consumo diario, todos ellos con propiedades beneficiosas como la fibra, que ayuda a prevenir la obesidad.

-Lácteos: leche, queso, yogures… ¡hay un amplio abanico! Este tipo de alimentos nos aportan algo que para los niños y niñas es elemental: el calcio. Con los lácteos fortalecemos nuestros huesos, impidiendo que se rompan y favoreciendo un crecimiento adecuado y progresivo.

¿Y tú, qué cinco manjares crees que no pueden faltar en una dieta infantil? ¡Cuéntanoslo en nuestros perfiles de FacebookTwitterYouTube e Instagram! ¡Muévete con COVAP!

By | 2017-10-20T08:44:46+00:00 octubre 20th, 2017|Categories: Consejos saludables|Tags: , , , , , , |0 Comments