Rafael Gordillo: “La Copa COVAP es especial porque los valores que transmite tienen más importancia que el deporte en sí”

Rafael Gordillo siempre ha mostrado predilección por las iniciativas deportivas y educativas que se dirigen a niños y niñas con las que inculcar principios que contribuyan a mejorar personal y profesionalmente. Es el caso de la Copa COVAP, de la que es padrino desde su inicio y que ha visto crecer y desarrollarse hasta entonces. No pierde su entusiasmo, por lo que el exfutbolista extremeño no ha dudado ni un ápice en apoyarla nuevamente al igual que en la temporada pasada.

Una figura como la que representa Rafael Gordillo no podía estar ausente, ya que ha dejado grandes momentos para el recuerdo a su paso por el Real Betis Balompié y otros equipos, como el Real Madrid, donde tuvo una etapa muy bonita y exitosa (en la que ganó 10 títulos), o la Selección Española de Fútbol. Actualmente es presidente de la Fundación RBB y director de relaciones institucionales del equipo verdiblanco.

Para el exdeportista, la Copa COVAP es especial porque a los niños “se les educa en valores, en vida saludable, en comida sana y en hacer deporte”, ejemplos que ha enumerado para destacar la labor de este proyecto en unos tiempos en los que hay carencia de actores que sean capaces de enseñar todo esto, y anteponen los premios y títulos a los principios. “La competición en sí es bonita y agradable, pero los valores tienen más importancia, ya que están ahí para respetar al compañero y al resto”, ha matizado.

Rafael Gordillo ha explicado los valores que transmite la Copa COVAP y la importancia de estos frente a la competición.

Y esto va de valores. La amistad, el compañerismo, el respeto a todos los contrarios, a los árbitros, incluso a los miembros del mismo equipo son, en palabras de Rafael Gordillo, “los valores que se encuentran en el deporte”, así como otras buenas prácticas que se manifiestan, como la “unión, que obliga a trabajar y jugar conjuntamente y no de manera individual, fomentando el juego en equipo”. Asimismo, ha destacado la importancia de las clases y talleres que se imparten a los padres y niños para “decirles cómo deben actuar” más allá de la competición que, “evidentemente, es algo que les gusta y eso no es malo, pero la Copa COVAP se centra en lo verdaderamente importante”.

En este sentido, ha recordado con especial cariño el apoyo y los consejos que recibió cuando empezó en el fútbol con 19 años. Jugadores como Juan Antonio García Soriano, Rogelio Sosa Ramírez o Benítez que, además de haber dejado su huella en un equipo como el Betis, también marcaron la etapa deportiva de Gordillo.

Preguntado por un tema tan espinoso como el acoso escolar, el ex jugador del Real Betis no ha dudado en realzar el papel que juega en esta séptima edición la Copa COVAP como herramienta para prevenir este problema que vive la sociedad. “Se están viendo casos de niños que graban a otros mientras son acosados, por lo que hay que erradicar estas prácticas y educar a los jóvenes para que esta lacra no se produzca”.

Rafael Gordillo repite como padrino en esta séptima edición de la Copa COVAP.

Rafael Gordillo ha dedicado toda su vida a jugar al fútbol, un deporte que siempre ha querido con pasión. También le gusta el baloncesto, pero lógicamente se le ha dado mejor el deporte rey. De no haberse decantado por este ámbito, confiesa que hubiera querido ser médico, en concreto pediatra, “para ayudar a los niños”, a los que llama a disfrutar de esta campaña, “respetando a los compañeros, al contrario y haciendo caso de las enseñanzas que van a recibir de monitores y profesores”, ha explicado.