Hablamos con Elisa Aguilar sobre baloncesto y alimentación sana

Elisa Aguilar es una ex jugadora de baloncesto madrileña, que ha formado parte de equipos de España y Estados Unidos, además de la selección española.

Se inició en este deporte a los nueve años en el Colegio Amorós de Madrid, aunque toda su familia se dedicaba al fútbol. Elisa Aguilar es madrina de la Copa COVAP por primera vez en esta tercera edición, ya que la principal novedad de esta temporada es la inclusión del baloncesto en las modalidades masculina y femenina.

¿En qué momento decides o te das cuenta de que el baloncesto es el camino que quieres seguir de manera profesional?

Cuando empiezas no te paras a pensar que te puedes dedicar a esto profesionalmente. Yo me fui a George Washington University con una beca de baloncesto, y al terminar empecé a dedicarme exclusivamente al basket.

¿Ser jugador profesional implica realizar sacrificios personales? ¿Compensa?

Toda profesión implica sacrificios. En el deporte los haces desde muy joven, pero a mí me ha compensado siempre. Soy una privilegiada por dedicarme a mi pasión.

¿Cómo se entrena un deportista de élite? ¿Hay, además de un entrenamiento físico, un entrenamiento mental?

Al entreno físico, táctico y técnico se le dedica 5 o 6 horas todos los días. Luego está el entreno invisible, que corresponde al resto de horas que tienes que cuidarte y evitar los excesos. No suele haber una preocupación por el entrenamiento mental, y creo que es un error, porque podría mejorar el rendimiento.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla?

Cuando las cosas no salen como quieres, se te pasa por la cabeza. Pero una vez que reflexionas, entrenas aún más duro para reinvertir la situación.

¿Recuerdas algún partido o algunos partidos con especial cariño?

Sí. El partido que jugamos contra la selección de Cuba, donde nos clasificamos para la Olimpiada de Pekín. También los partidos de la Olimpiada de Atenas, en los que gané títulos y el último de mi carrera, la final del campeonato de Europa 2013 donde quedamos campeonas.

¿Cambiarías alguna regla del juego?

No me gusta que cambien las reglas del juego pensando solo y exclusivamente en el baloncesto masculino. En mi opinión, esas decisiones nos hacen mucho daño al baloncesto femenino.

¿Las medallas y trofeos son un reto en sí mismo o una motivación especial para continuar?

Ambas cosas. Son el objetivo de cada temporada y lo que te motiva para seguir entrenando. A todos nos gusta ser campeones, y cada año es más difícil conseguirlo, por lo que hay que celebrar cada título que se gana.

¿Qué valores crees que te ha inculcado la práctica del baloncesto? ¿Alguno que hayas extrapolado a lo cotidiano?

Todo lo que aprendes del deporte te sirve para cuando sales de la cancha. Desde pequeña he convivido con valores como solidaridad, humildad, sacrificio, disciplina y trabajo en equipo.

¿Son tus hábitos alimenticios importantes para rendir mejor?

Fundamentales. Es importante que inculquemos a los pequeños la importancia de comer sano, aunque algún día se pueden permitir un capricho, pero la alimentación es la gasolina para rendir mejor.

¿Qué pautas sigues a la hora de comer?

Como sano y tengo horarios que intento cumplir siempre.

¿Qué hábitos recomedarías a niños y adolescentes que entrenan y juegan al baloncesto?

Que habrá alimentos que no les gustan, pero son buenos para la salud. Hay que comer sano y variado y evitar la comida rápida, sodas y chucherías.

¿Crees que es importante para ellos comer de forma saludable?

Es importante para pequeños y mayores.

Nos gustaría saber en qué proyectos relacionados con el baloncesto te encuentras ahora y cuáles son tus objetivos a corto plazo.

Trabajo en la Federación Española de Baloncesto en el proyecto “Universo Mujer”, para potenciar a las jugadoras a nivel social, de emprendimiento, formación y marketing. Además, tenemos el reto de la organización del campeonato del mundo de España que se celebrará en 2018.

¿Practicas algún otro deporte que te guste especialmente?

Me gusta correr y el 25 de mayo me voy a la Titan Desert, una prueba extrema de bici, un deporte que no había practicado antes, pero para el que llevo preparándome unos meses.  Ayudamos a personas con problemas neurológicos con la fundación Summae Dream.

¿Qué aconsejas a los niños y niñas que empiezan a enamorarse ahora del baloncesto?

Que se diviertan, que el baloncesto es un deporte muy bonito en el que te lo pasas genial y donde conoces a mucha gente sana.

¿Crees que ahora tienen  más facilidades para entrenar que hace unos años?

Afortunadamente ha mejorado todo mucho. Es importante que haya entrenadores con experiencia en la formación. A esas edades es fundamental la mejora de algunos aspectos que más tarde serán difíciles de adquirir.

By | 2017-09-27T08:30:08+00:00 mayo 4th, 2015|Categories: Grandes deportistas|0 Comments