Vuelta a la rutina saludable

Adquirir hábitos saludables durante la infancia ayuda a interiorizar un estilo de vida sano que continúe en la edad adulta. Y con la vuelta al cole y a la rutina, resulta más fácil inculcar estas costumbres a los niños.

Empieza por el desayuno. Los expertos coinciden en que se trata de la comida más importante del día, mejora el rendimiento en la escuela y ayuda a mantener un peso adecuado. El desayuno ideal debe suponer entre el 20 y el 35% de la ingesta energética diaria, debe tomarse tranquilamente y sin prisas, y estar compuesto por leche, cereales, y fruta o zumo natural.

Los expertos también recomiendan que las actividades extraescolares formen parte del día a día, pero sin ocupar demasiado tiempo para que los niños no se estresen y vuelvan a casa con la energía suficiente para hacer las tareas del colegio.

Entre las actividades que realizan fuera del horario escolar, el deporte debe ser una de ellas, ya que se recomienda que practiquen al menos una hora diaria de ejercicio físico. Ten siempre en cuenta la seguridad, los pequeños deben ir equipados con ropa y calzado adecuados, además de elementos como casco o rodilleras en caso de ser necesarios.

Otro punto esencial para una vuelta al cole feliz es la organización: realiza un período de adaptación antes de que las clases comiencen de lleno, ten paciencia si los niños se ponen nerviosos por el nuevo curso, prepara todo lo necesario por la noche y despiértalos con tiempo para que desayunen tranquilos.

En cuanto a los deberes, es necesario planificar bien las tardes y fines de semana para que no se agobien con esta tarea. Anímalos a realizar un horario en el que cada día haya un hueco para hacer deberes y estudiar, y preparad un lugar donde hacerlos sin distracciones.

Finalmente, no podemos olvidarnos del descanso. Un horario fijo para irse a la cama es fundamental en la infancia, etapa en la que más horas de sueño se necesitan.

By | 2017-09-28T07:35:39+00:00 septiembre 9th, 2015|Categories: Consejos saludables|0 Comments