Propuestas sencillas para una merienda energética

La merienda es una de las comidas que más solemos pasar por alto. Sin embargo, se trata de una oportunidad de proporcionar el aporte energético necesario para continuar la jornada, sobre todo en el caso de los más pequeños, que suelen desarrollar actividades extraescolares o deportivas. Si este momento del día se acompaña de los productos y alimentos adecuados, puede convertirse en uno de los más esperados, fundamental además para que su rendimiento en lo que resta de tarde sea el más óptimo.

Desde la Copa COVAP recomendamos una merienda basada en lácteos, frutas, zumos naturales y bocadillos de diverso tipo, según el apetito del niño y su gasto energético. Asimismo, en cuanto al consumo de bollería, este no debe ser excesivo, por lo que es aconsejable que no se consuma más de una vez por semana. ¡Estas son nuestras propuestas!

Leche y fruta

Una buena forma de empezar la semana es con una merienda basada en un vaso de leche y una fruta como puede ser el caqui, una pieza dulce y sabrosa que, aparte de que suele gustar a los más pequeños, contiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Por su parte, la leche presenta una variedad nutricional muy rica al contener no solo calcio, sino también fósforo, magnesio, yodo y un gran repertorio de vitaminas.

Otra opción muy apetecible es un yogur de frutas, para lo que podemos utilizar de base un yogur natural sin azúcar y de estilo griego, al que le incorporaremos trozos de frutas como plátano, manzana, kiwi, fresa o melocotón. Se trata de una merienda rápida, sencilla y muy agradable para el paladar.

La leche aporta el calcio necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos de los más pequeños

Yogur con frutos secos o chocolate

El yogur natural es un gran recurso para combinar frutos secos y chocolate. Cualquier alimento que contenga cacao en porcentajes elevados es un aliciente para invitar a los más pequeños a disfrutar de una sabrosa merienda. Pero también es importante acostumbrarlos a tomar frutos secos sin sal, ya que son ricos antioxidantes y contienen ácidos grasos fundamentales para el cuerpo y el aporte de energía que necesitan para desempeñar su actividad física.

También el chocolate se convierte en una opción interesante, un alimento muy saludable siempre y cuando sea chocolate negro con más del 75%. De esta forma, disfrutarán del sabor del cacao con muy poca concentración de azúcar.

Batido y bocadillo de caña de lomo ibérico

El batido es una alternativa a la leche durante la merienda muy nutritiva. Este producto se caracteriza por mantener un intenso sabor (según el que escojamos) y son ricos en hidratos de carbono y proteínas, lo que aporta mayor vitalidad. Por otro lado, son perfectos para los niños, ya que a la vez disfrutan de todo el sabor de la leche y obtienen la mejor calidad en su dieta porque tienen muy bajo contenido en grasa.

Como complemento, podemos añadir un bocadillo de caña de lomo, uno de los embutidos ibéricos más nobles y apreciados por todos, puesto que se trata de una carne suave y sabrosa con múltiples efectos positivos para la salud y el esfuerzo deportivo.

Dos de los participantes de la Copa COVAP disfrutan de un batido de chocolate de COVAP