Estas son las frutas y verduras que favorecerán tu rendimiento deportivo

De todos es bien sabido que las frutas y verduras aportan una cantidad de vitaminas y minerales fundamentales para el correcto desarrollo del metabolismo. Las frutas tienen un alto grado de vitamina C y un gran contenido en fibra, por lo que los beneficios que aportan estos productos son innumerables y, además, su falta en la nutrición de niños y adolescentes puede ocasionar problemas que afectan a su organismo en todos los niveles. Por ello, «es importante propiciar su consumo para una correcta alimentación y el alto rendimiento de los menores», tal como indica el doctor Antonio Escribano, endocrinólogo y responsable de la Unidad de Nutrición de la Real Federación Española de Fútbol.

Desde la Copa COVAP animamos a introducir estos productos en las dietas y recordamos que debemos mantener un equilibrio a la hora de consumirlos y no abusar de ellos. Lo adecuado «será tomar de tres a cinco piezas diarias en cualquier momento del día», aconseja el endocrinólogo y catedrático en Nutrición. Eso sí, es recomendable espaciar su consumo en la mañana, media mañana y media tarde.

En este sentido, y de acuerdo con el doctor Escribano, la ingesta de frutas y verduras es esencial para el rendimiento deportivo en niños y adolescentes, ya que «estos aportan hidratos de carbono, nutrientes muy importantes para la recuperación energética, y antioxidantes y antiinflamatorios que servirán para contrarrestar los niveles de oxidación e inflamación que se desarrollan durante la actividad física y el deporte». Además, el alto contenido en agua de estos alimentos fomenta una mayor rehidratación.

El rendimiento deportivo de los niños depende en gran medida de la alimentación que sigan, donde las frutas y verduras resultan primordiales.

A continuación recomendamos algunas de las frutas y verduras más importantes y recomendables para la buena salud de nuestros hijos, ya que aportan infinidad de vitaminas, minerales, polifenoles y antioxidantes:

Frambuesa

Es una de las frutas más deliciosas, pero además una de las más saludables para nuestro organismo. Sus propiedades nutricionales contribuyen a fortalecer los huesos, e incluso pueden ayudar a prevenir el cáncer. El consumo de frambuesas ofrece una gran cantidad de proteínas, calcio, potasio y vitamina B9 a nuestro cuerpo. Además, es rica en antioxidantes naturales, fibra soluble, ácido fólico y vitamina C. Puedes incluir este alimento en la dieta de tu hijo en forma de zumos o batidos; sin duda será una buena manera de que los más pequeños la consuman.

La frambuesa es rica en antioxidantes naturales y fibra soluble, lo que la convierte en una apuesta segura para mejorar el rendimiento.

Naranja

Este producto proporciona una alta cantidad de vitamina C, fundamental para la resistencia a infecciones. Además, aumenta la absorción del hierro, el calcio y el fósforo, y posee propiedades antioxidantes. La naranja también tiene un alto contenido en fibra, que concede a esta fruta propiedades digestivas, y flavonoides, que refuerzan el sistema inmunitario. Asimismo, son ricas en tiamina y ácido fólico, vitaminas del grupo B esenciales para la salud del sistema nervioso.

Zanahoria

Aporta una gran cantidad de vitaminas (A, B, C y E), minerales y compuestos antioxidantes a nuestro organismo. El consumo de la zanahoria cruda fortalecerá los dientes y las encías, mejorando el riesgo sanguíneo bucal y evitando que las bacterias se adhieran a los dientes, por lo que preverá la aparición de caries. Además, uno de sus mejores beneficios es la mejora de la salud ocular, fomentando el adecuado funcionamiento de la retina.

El consumo de zanahoria cruda fortalecerá los dientes y las encías.

Tomate

El tomate es rico en vitaminas A, B, C, PP y K, y en minerales como el fósforo, calcio, magnesio, potasio y sodio. Además, también posee propiedades antioxidantes y su ingesta ayuda a disminuir los niveles de colesterol.