¿Cuáles son las frutas de temporada en primavera?

Con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas es fundamental mantenerse bien alimentado e hidratado. Desde la Copa COVAP promovemos una alimentación saludable y equilibrada para los más pequeños, en la que no deben faltar cinco piezas de fruta al día para su correcto desarrollo.

En este sentido, el doctor Antonio Escribano, endocrinólogo y responsable de la Unidad de Nutrición de la Real Federación Española de Fútbol, incide en la importancia de propiciar el consumo de este tipo de frutas para tener una correcta alimentación que ayude al rendimiento de los menores. «Estos alimentos disponen de nutrientes que ayudan a la recuperación energética, pero además actúan como antioxidantes que servirán para contrarrestar los niveles de oxidación que se generan a la hora de hacer deporte», añade.

Algunas frutas están disponibles durante todo el año, como por ejemplo el plátano, la piña o el aguacate, pero realmente a cada estación se le atribuyen diferentes, dependiendo de las condiciones climáticas que necesite cada una de ellas para su maduración. El consumo de frutas de temporada tiene innumerables utilidades, pero sobre todo aportan un valor nutricional elevado. Esto se debe a que se cultivan de forma natural y confieren de esta manera más beneficios al organismo.

Las frutas de temporada ayudan a mejorar el rendimiento deportivo de los niños

Otro de los beneficios de tomar frutas de temporada es su precio, por lo que suelen ser más baratas en función de la estación. Además, elegir estas frutas es más ecológico, ya que no están sujetas a químicos o fertilizantes, están más sabrosas y son más refrescantes, perfectas para combatir el calor del sur en esta época.

Desde la Copa COVAP les señalamos algunas de las frutas de primavera para que pueda apreciar todos sus beneficios:

Ciruela

Se trata de un alimento energético que posee un alto contenido de minerales, tales como potasio, calcio, hierro y magnesio. Estos elementos ayudan a combatir la anemia y mejoran los estados anímicos bajos, por lo que la ciruela es ideal para deportistas y estudiantes, gracias a que incrementa el rendimiento físico y mental. Además, este alimento es rico en fibra, fundamental para el aparato digestivo y evitar el estreñimiento.

Cereza

Esta fruta ayuda a mantener la buena salud del cerebro debido a su alto contenido en melatonina, además de contribuir a regular el ritmo cardíaco y los ciclos del sueño. Es perfecta tras los entrenamientos, ya que tiene beneficios antiinflamatorios y puede favorecer a los músculos.

Nísperos

Este alimento es ejemplar para cuidar la vista y prevenir enfermedades relacionadas con el sistema visual. Asimismo, las grandes dosis de fibra, vitamina A y otros muchos minerales ayudan a la salud inmunológica de los niños. Especialmente importante es su consumo por parte de menores con obesidad al tratarse de una fruta saciante, baja en calorías y que no contiene grasas saturadas ni azúcares.

Albaricoque

El valor del albaricoque reside en su contenido en vitamina A y C, carotenoides y licopeno, antioxidantes que ayudarán a proteger las células de los niños y prevenir enfermedades. Otro valor nutricional fundamental de este producto es su contenido en vitamina B3. Esta transforma los hidratos de carbono en energía, mejorando así la actividad muscular de los pequeños deportistas.

Nectarina

Una fruta muy refrescante que además posee una serie de nutrientes esenciales. Contiene minerales como potasio, magnesio, calcio, hierro, sodio y yodo. Su aportación de potasio refuerza el funcionamiento neuronal y previene enfermedades cardiovasculares. También posee vitaminas C, B6, B3, B2 y B1.